No menu items!

Presiones en la OEA para ayudar a Haití, que va rumbo a un «desenlace desastroso»

Comparte esto:

El representante de la organización para Haití pidió la ayuda de los estados miembros para llevar al terreno la ayuda solicitada por Ariel Henry

La situación de crisis que afecta a Haití es un tema que preocupa muchos países, sobre todo a los de la región, sin embargo, su pedido de ayuda internacional no ha sido respondido como esperaban las autoridades haitianas, mientras el país «continúa en una espiral descendente», advirtió Cristóbal Dupouy, representante especial de la OEA para Haitíquien instó a los estados miembros a discutir y tomar una decisión para socorrer a la nación caribeña.

En su turno frente al Grupo de Trabajo del Consejo Permanente sobre Haití, Dupouy hizo un resumen de los problemas que afectan al país, antes de presionar a los estados miembros a atender la violencia que afecta su soberanía, alegando que esta acción forma parte de los principios de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

«La situación en Haití es graveEl país atraviesa su crisis más profunda desde el regreso a la democracia en 1987«, empezó a decir el representante especial, quien advirtió que, a pesar de los 10 presidentes que ha tenido durante ese periodo, el deterioro del país se ha acentuado «drásticamente» desde inicios del año. 

Las pandillas que se han movido desde la capital hasta las provincias, la debilidad de la Policía Nacional, una economía «en ruinas» y unas instituciones «disfuncionales», fueron algunos de los aspectos mencionados por Dupouy para remarcar el «desenlace desastroso» al que se encamina Haití.

«Cualquier perspectiva de que la situación cambie de rumbo está muy, muy lejos de donde estamos hoy», dijo el representante durante una sesión llevada a cabo el pasado 2 de mayo sobre la crisis humanitaria que afecta al país caribeño. 

Dupouy considera que el descenso de Haití «fue lento al principio», pero luego «se ha vuelto todo a la vez», ya que cada semana los informes hablan sobre la escasez de combustible, falta de alimentos y medicinas, lo que ha llevado a que a «la población haitiana le vaya mucho peor hoy que en el pasado», insistió.

Asimismo, resaltó las cifras de las Naciones Unidas que estiman que más de 530 personas han ido asesinadas en Haití desde principios del año y más de 277 secuestros reportados, lo que refleja una escalada en los niveles de inseguridad y violencia que vive el país.

«Eso es, me temo, sólo la punta del iceberg de lo que sabemos oficialmente»Cristobal Dupuyrepresentante Especial del Secretario General de la OEA en Haití,

¿Cuál será la postura de la OEA

Al señalar que hay «dos factores principales» para intentar entender la situación en Haití, el representante especial del secretario general de la OEA en Haití arremetió contra los políticos y empresarios haitianos que han forjado vínculos con las pandillas «en detrimento de una nación».

«Mientras prevalece una frágil situación de seguridad en Haití, el nexo entre los grupos criminales y la política es todavía muy fuerte y aún puede llevar a Haití al borde del abismo», dijo Dupouy al tiempo que aplaudió las sanciones impuestas a estas personas y advirtió que «aún es necesaria» la acción coordinadas entre todos los estados miembros de la OEA contra estos individuos.

«La OEA sigue apoyando socios internacionales en la recopilación de información relacionada con delincuentes que financian pandillas y otras actividades ilícitas en Haití, pero se puede y se debe hacer mucho más», insistió.

Fuente: Diario Libre

Comparte esto:

El representante de la organización para Haití pidió la ayuda de los estados miembros para llevar al terreno la ayuda solicitada por Ariel Henry

La situación de crisis que afecta a Haití es un tema que preocupa muchos países, sobre todo a los de la región, sin embargo, su pedido de ayuda internacional no ha sido respondido como esperaban las autoridades haitianas, mientras el país «continúa en una espiral descendente», advirtió Cristóbal Dupouy, representante especial de la OEA para Haitíquien instó a los estados miembros a discutir y tomar una decisión para socorrer a la nación caribeña.

En su turno frente al Grupo de Trabajo del Consejo Permanente sobre Haití, Dupouy hizo un resumen de los problemas que afectan al país, antes de presionar a los estados miembros a atender la violencia que afecta su soberanía, alegando que esta acción forma parte de los principios de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

«La situación en Haití es graveEl país atraviesa su crisis más profunda desde el regreso a la democracia en 1987«, empezó a decir el representante especial, quien advirtió que, a pesar de los 10 presidentes que ha tenido durante ese periodo, el deterioro del país se ha acentuado «drásticamente» desde inicios del año. 

Las pandillas que se han movido desde la capital hasta las provincias, la debilidad de la Policía Nacional, una economía «en ruinas» y unas instituciones «disfuncionales», fueron algunos de los aspectos mencionados por Dupouy para remarcar el «desenlace desastroso» al que se encamina Haití.

«Cualquier perspectiva de que la situación cambie de rumbo está muy, muy lejos de donde estamos hoy», dijo el representante durante una sesión llevada a cabo el pasado 2 de mayo sobre la crisis humanitaria que afecta al país caribeño. 

Dupouy considera que el descenso de Haití «fue lento al principio», pero luego «se ha vuelto todo a la vez», ya que cada semana los informes hablan sobre la escasez de combustible, falta de alimentos y medicinas, lo que ha llevado a que a «la población haitiana le vaya mucho peor hoy que en el pasado», insistió.

Asimismo, resaltó las cifras de las Naciones Unidas que estiman que más de 530 personas han ido asesinadas en Haití desde principios del año y más de 277 secuestros reportados, lo que refleja una escalada en los niveles de inseguridad y violencia que vive el país.

«Eso es, me temo, sólo la punta del iceberg de lo que sabemos oficialmente»Cristobal Dupuyrepresentante Especial del Secretario General de la OEA en Haití,

¿Cuál será la postura de la OEA

Al señalar que hay «dos factores principales» para intentar entender la situación en Haití, el representante especial del secretario general de la OEA en Haití arremetió contra los políticos y empresarios haitianos que han forjado vínculos con las pandillas «en detrimento de una nación».

«Mientras prevalece una frágil situación de seguridad en Haití, el nexo entre los grupos criminales y la política es todavía muy fuerte y aún puede llevar a Haití al borde del abismo», dijo Dupouy al tiempo que aplaudió las sanciones impuestas a estas personas y advirtió que «aún es necesaria» la acción coordinadas entre todos los estados miembros de la OEA contra estos individuos.

«La OEA sigue apoyando socios internacionales en la recopilación de información relacionada con delincuentes que financian pandillas y otras actividades ilícitas en Haití, pero se puede y se debe hacer mucho más», insistió.

Fuente: Diario Libre

-Publicidad-spot_img

Lo más leído