No menu items!

Periodismo digital: el fin de una era y la consigna de «volver al futuro»

Comparte esto:

El cierre de Buzzfeed News en los Estados Unidos sacudió al universo de los medios gráficos de comunicación. Cómo pasó de valer 1.500 millones a 100 millones de dólares. El fin de las redes sociales como distribuidoras de información.

Tal vez usted no conozca la web Buzzfeed, pero seguro recuerda el desafío viral “de qué color es este vestido” (670.000 usuarios en la nota a poco de publicarse el 26 de febrero de 2015), o el video de una sandía que explotaba enlazada con gomas elásticas (retransmitido por 800.000 personas en una semana), o alguno de los videos de mascotas que viralizó en casi 20 años, en los que fue definida como el nuevo paradigma en la información digital.

Los datos ayudan a dimensionarla.

. El 1 de noviembre de 2006 Jonah Peretti funda Buzzfeed en Nueva York.

. En enero de 2011, y apalancado en el éxito de la empresa, crea la división de noticias Buzzfeed News (dos años antes The New York Times, en crisis, había recurrido a un préstamo de US$ 250 millones del mexicano Carlos Slim para equilibrar sus finanzas).

. En 2014 Buzzfeed rechaza una oferta de compra de Disney por U$$ 650 millones.

. El Informe de Innovación producido por The New York Times la menciona 23 veces como modelo a seguir. En una metáfora del anticipado cambio de liderazgo, el informe se filtra y es publicado primero en Buzzfeed.

. En febrero de 2016 es elegida la empresa más innovadora de los EE.UU. Según sus mediciones, ese mes sus contenidos recibieron 5.000 millones de visitas en el mundo.

. Se expande a Inglaterra, Alemania, y México.

. El 24 de junio de 2021 sale a la Bolsa de Nueva York y su valuación alcanza los 1.500 millones de dólares.

. En el mismo mes gana un premio Pulitzer por su investigación sobre la detención en China de miles de musulmanes.

Bien.

Buzzfeed News cerró el pasado jueves 13, las acciones de la compañía cotizan por debajo de 1 dólar, y su valuación ronda los 100 millones, 15 veces menos que hace dos años.

La noticia conmovió al sistema de medios porque indica el fin de una época.

Vox, otra estrella del periodismo digital, achica su producción; y Vice, la tercera, pena en la búsqueda de un comprador que la rescate de años de pérdidas económicas.

Lo dijo el periodista Ben Smith, ex editor de Buzzfeed y luego columnista de medios del The New York Times: “Es el fin de una era en los medios de comunicación”.

La novedad impactará en la calidad de la información y en el futuro de la política y la economía. No de casualidad el crecimiento de Buzzfeed coincidió con el optimismo de Obama presidente, y su crisis se inició con Trump en el poder.

¿Cuál es la era que llega a su fin?

La del matrimonio entre los medios y las redes sociales como canales de distribución de sus contenidos. La viralidad escondía una trampa: los lectores desconocían las marcas y la mayor recaudación publicitaria era absorbida por las tecnológicas.

Lo detalla la periodista Hillary Frei en la revista Slate: “Buzzfeed parecía conocer los secretos de Internet: encontrar a la gente donde estaba. En aquellos años eso significaba Facebook (…) . Los medios hicieron promesas excesivas basados en los caprichos de Mark Zuckerberg (…) Hay una razón por la que The New York Times prospera y otros sitios siguen existiendo. Tienen un legado, marcas que la gente busca y lectores fieles (…) El juego ha cambiado por completo. Los viejos trucos de tráfico ya no funcionan: lo que funciona es hacer un buen trabajo para un lector que pagará. Siempre fue así en el periodismo. La década de 2010 fue un desvío, no el nuevo camino a seguir”.

La explicación la completa un informe del Laboratorio de medios Nieman de la universidad de Harvard: “Cuando el Pew Research Center encuestó a los estadounidenses sobre las organizaciones de noticias en las que confiaban, BuzzFeed terminó en último lugar, en el puesto 36 de 36. Fue la única organización de noticias en la que se desconfiaba más de lo que se confiaba en todos los sectores políticos, desde los más liberales a los más conservadores”.

Rafat Ali, fundador y director de la empresa de medios digitales Skift, lo definió: “La era de los medios desechables ya está aquí. Cuando construyes tu negocio sobre una tendencia -en este caso, el tráfico sostenido en las redes sociales- y esa tendencia llega a su fin, también lo hace tu negocio”.

Hoy The New York Times supera los 10 millones de suscriptores y sus ingresos por suscripciones digitales aumentaron en 2022 casi un 12% anual, de 342 a 382 millones de dólares, según el sitio inglés especializado Press Gazette.

Pero más importante aún, consolidó su marca como una referencia mundial. La que busca cada uno de sus lectores.

Ben Smith lo llama “volver al futuro”, que es encontrar el futuro en las raíces.

Para el periodismo es la mejor noticia.

Una imagen de la redacción de Buzzfeed en 2014. Dos años después fue distinguida como la «empresa más innovadora».

Por: Gonzalo Abascal

Comparte esto:

El cierre de Buzzfeed News en los Estados Unidos sacudió al universo de los medios gráficos de comunicación. Cómo pasó de valer 1.500 millones a 100 millones de dólares. El fin de las redes sociales como distribuidoras de información.

Tal vez usted no conozca la web Buzzfeed, pero seguro recuerda el desafío viral “de qué color es este vestido” (670.000 usuarios en la nota a poco de publicarse el 26 de febrero de 2015), o el video de una sandía que explotaba enlazada con gomas elásticas (retransmitido por 800.000 personas en una semana), o alguno de los videos de mascotas que viralizó en casi 20 años, en los que fue definida como el nuevo paradigma en la información digital.

Los datos ayudan a dimensionarla.

. El 1 de noviembre de 2006 Jonah Peretti funda Buzzfeed en Nueva York.

. En enero de 2011, y apalancado en el éxito de la empresa, crea la división de noticias Buzzfeed News (dos años antes The New York Times, en crisis, había recurrido a un préstamo de US$ 250 millones del mexicano Carlos Slim para equilibrar sus finanzas).

. En 2014 Buzzfeed rechaza una oferta de compra de Disney por U$$ 650 millones.

. El Informe de Innovación producido por The New York Times la menciona 23 veces como modelo a seguir. En una metáfora del anticipado cambio de liderazgo, el informe se filtra y es publicado primero en Buzzfeed.

. En febrero de 2016 es elegida la empresa más innovadora de los EE.UU. Según sus mediciones, ese mes sus contenidos recibieron 5.000 millones de visitas en el mundo.

. Se expande a Inglaterra, Alemania, y México.

. El 24 de junio de 2021 sale a la Bolsa de Nueva York y su valuación alcanza los 1.500 millones de dólares.

. En el mismo mes gana un premio Pulitzer por su investigación sobre la detención en China de miles de musulmanes.

Bien.

Buzzfeed News cerró el pasado jueves 13, las acciones de la compañía cotizan por debajo de 1 dólar, y su valuación ronda los 100 millones, 15 veces menos que hace dos años.

La noticia conmovió al sistema de medios porque indica el fin de una época.

Vox, otra estrella del periodismo digital, achica su producción; y Vice, la tercera, pena en la búsqueda de un comprador que la rescate de años de pérdidas económicas.

Lo dijo el periodista Ben Smith, ex editor de Buzzfeed y luego columnista de medios del The New York Times: “Es el fin de una era en los medios de comunicación”.

La novedad impactará en la calidad de la información y en el futuro de la política y la economía. No de casualidad el crecimiento de Buzzfeed coincidió con el optimismo de Obama presidente, y su crisis se inició con Trump en el poder.

¿Cuál es la era que llega a su fin?

La del matrimonio entre los medios y las redes sociales como canales de distribución de sus contenidos. La viralidad escondía una trampa: los lectores desconocían las marcas y la mayor recaudación publicitaria era absorbida por las tecnológicas.

Lo detalla la periodista Hillary Frei en la revista Slate: “Buzzfeed parecía conocer los secretos de Internet: encontrar a la gente donde estaba. En aquellos años eso significaba Facebook (…) . Los medios hicieron promesas excesivas basados en los caprichos de Mark Zuckerberg (…) Hay una razón por la que The New York Times prospera y otros sitios siguen existiendo. Tienen un legado, marcas que la gente busca y lectores fieles (…) El juego ha cambiado por completo. Los viejos trucos de tráfico ya no funcionan: lo que funciona es hacer un buen trabajo para un lector que pagará. Siempre fue así en el periodismo. La década de 2010 fue un desvío, no el nuevo camino a seguir”.

La explicación la completa un informe del Laboratorio de medios Nieman de la universidad de Harvard: “Cuando el Pew Research Center encuestó a los estadounidenses sobre las organizaciones de noticias en las que confiaban, BuzzFeed terminó en último lugar, en el puesto 36 de 36. Fue la única organización de noticias en la que se desconfiaba más de lo que se confiaba en todos los sectores políticos, desde los más liberales a los más conservadores”.

Rafat Ali, fundador y director de la empresa de medios digitales Skift, lo definió: “La era de los medios desechables ya está aquí. Cuando construyes tu negocio sobre una tendencia -en este caso, el tráfico sostenido en las redes sociales- y esa tendencia llega a su fin, también lo hace tu negocio”.

Hoy The New York Times supera los 10 millones de suscriptores y sus ingresos por suscripciones digitales aumentaron en 2022 casi un 12% anual, de 342 a 382 millones de dólares, según el sitio inglés especializado Press Gazette.

Pero más importante aún, consolidó su marca como una referencia mundial. La que busca cada uno de sus lectores.

Ben Smith lo llama “volver al futuro”, que es encontrar el futuro en las raíces.

Para el periodismo es la mejor noticia.

Una imagen de la redacción de Buzzfeed en 2014. Dos años después fue distinguida como la «empresa más innovadora».

Por: Gonzalo Abascal

-Publicidad-spot_img

Lo más leído