No menu items!

Gorbachov, figura paradójica en Rusia: «traidor» para unos, «salvador» para otros

Comparte esto:

Admirado en Occidente por evitar el Apocalipsis nuclear y contribuir al fin de la guerra fría, en su propio país se le achaca debilidad para evitar la desintegración de la URSS

El Kremlin dice que Gorbachov se equivocó en su «romanticismo» al poner sus esperanzas en Occidente

No habrá funeral de estado, según la agencia Interfax, aunque el Kremlin dice que aún no se ha tomado una decisión

Gorbachov | Muere el último presidente de la URSS, reacciones en directo

Mijaíl Gorbachov es admirado por unos y odiado por otros en Rusia debido a su papel en la historia. Esa contradicción también se ha reflejado en las reacciones a la muerte del último líder de la Unión Soviética y padre de la perestroika. El diputado Leonid Slutski, líder del Partido Liberal-Democrático, señaló que «para todos los nacidos en la URSS sigue siendo una figura histórica compleja y controvertida».

En esta línea, incluso este miércoles había dudas si Rusia le organizará un funeral de estado. La agencia Interfax decía que no se le concederán estos honores, aunque el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha dicho que la decisión se tomará a lo largo del día.

Slutski, presidente de la Comisión de Exteriores de la Duma, elogió a Gorbachov, diciendo que «fue el político más brillante de su época». Pero señaló también que lamenta los procesos de desintegración que siguieron dentro de la URSS, que comenzaron con la perstroika y que terminarían formando 15 países diferentes. «Eso les hizo el juego a los que buscaban borrar a la URSS del mapa político del mundo», señaló.

«Profundo pesar» del Kremlin

Putin destaca la «gran influencia» de Gorbachov en la historia mundial

Gorbachov, que desde hace tiempo sufría una grave enfermedad renal, según confirmó hace unos meses el portavoz de la Fundación Gorbachov, Vladímir Poliakov, falleció este 30 de agosto en el Hospital Clínico Central de Moscú, a la edad de 91 años.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue de los primeros en reaccionar el martes al fallecimiento del último líder soviético a través de su portavoz, Dimitri Peskov, expresando su «profundo pesar».

Al día siguiente, Putin ha elogiado en un mensaje la figura política de Gorbachov. «Fue un político y estadista que tuvo una gran influencia en el curso de la historia mundial. Dirigió nuestro país en un periodo de cambios complejos y dramáticos, a gran escala en la política exterior, económica y social. Entendió profundamente que las reformas eran necesarias, trató de ofrecer sus soluciones a los problemas que se estaban gestando», ha dicho Putin.

Del Partido Comunista

El diputado Nikolái Koloméitsev califica a Gorbachov de «traidor» por «destruir el país»

Sin embargo, el Kremlin cree que Gorbachov se equivocó respecto a Occidente. El «romanticismo» que mostró Gorbachov sobre un acercamiento con Occidente no estaba justificado, aseguró este miércoles el portavoz.

Peskov dijo que las esperanzas de Gorbachov de tener relaciones cordiales entre la Unión Soviética y Occidente «no dieron resultado». Y añadió que «se ha demostrado la sed de sangre de nuestros oponentes», una posible referencia sin decirlo expresamente al actual conflicto en Ucrania.

Mucho más críticos se han mostrado algunos políticos rusos. El diputado comunista Nikolái Koloméitsev calificó a Gorbachov de «traidor», ya que según él «destruyó el país» con una «traición desde arriba», en declaraciones a Ría Nóvosti.

El político «más brillante» de la época

Gorbachov «hizo el juego a quienes querían borrar a la URSS del mapa político del mundo», dice el diputado Slutski

Discrepa con esta declaración Oleg Nílov, de Rusia Justa, quien aseguró que de Gorbachov sólo se puede hablar bien «o callar».

Alexéi Kudrin, exministro de Finanzas y hoy presidente del Tribunal de Cuentas, escribió en Telegram que Gorbachov fue «autor de un nuevo pensamiento y la ‘perestroika’, diseñados para dar al país y al mundo un nuevo aliento. Una personalidad histórica, de gran alcance».

Gorbachov «fue demasiado amable para el papel histórico que le tocó», dijo Serguéi Stankévich, analista político y asesor político de la presidencia rusa entre 1991 y 1993. «Por lo visto, esto jugó un papel positivo y negativo en su destino», añadió.

«Cambió el mundo»

Gorbachov «no se fue de Rusia, aunque fuera difícil para él debido a la incomprensión y al rechazo», ha elogiado Yavlinski

Alexéi Yaroshenko, director del Centro de Seguimiento de los Procesos Políticos, cree que la hegemonía mundial que Estados Unidos estableció tras el fin de la URSS «está directamente relacionada con los errores de Gorbachov en el liderazgo de la Unión Soviética». Según el experto, «evaluó incorrectamente el grado y la profundidad de la degradación del sistema, de la dirección administrativa y del partido único, y tomó medidas equivocadas (…) como intentar democratizar el sistema político de acuerdo con el modelo occidental y, por supuesto, esto condujo al fracaso».

Un gran político, pero con un destino paradójico, como ha dicho el politólogo Serguéi Márkov. «Gorbachov eliminó la amenaza del Apocalipsis nuclear de la humanidad, por lo que es adorado en todo el mundo hasta ahora. Pero al mismo tiempo, está maldito y odiado en su propio país, porque no mostró fuerza a tiempo y no detuvo la desintegración de un gran país», ha argumentado.

Grigori Yavlinski, fundador del partido liberal y opositor Yábloko, dijo que el último líder soviético dio libertad a cientos de millones de personas en Rusia y sus alrededores, a también a la mitad de Europa. «Durante seis años en el poder, cambió el mundo. Gorbachov no se fue de Rusia. Habría sido recibido con deleite en cualquier país, y se quedó en su tierra natal, donde le fue extremadamente difícil por la incomprensión y el rechazo masivos», aseguró

Fuente: La Vanguardia

Comparte esto:

Admirado en Occidente por evitar el Apocalipsis nuclear y contribuir al fin de la guerra fría, en su propio país se le achaca debilidad para evitar la desintegración de la URSS

El Kremlin dice que Gorbachov se equivocó en su «romanticismo» al poner sus esperanzas en Occidente

No habrá funeral de estado, según la agencia Interfax, aunque el Kremlin dice que aún no se ha tomado una decisión

Gorbachov | Muere el último presidente de la URSS, reacciones en directo

Mijaíl Gorbachov es admirado por unos y odiado por otros en Rusia debido a su papel en la historia. Esa contradicción también se ha reflejado en las reacciones a la muerte del último líder de la Unión Soviética y padre de la perestroika. El diputado Leonid Slutski, líder del Partido Liberal-Democrático, señaló que «para todos los nacidos en la URSS sigue siendo una figura histórica compleja y controvertida».

En esta línea, incluso este miércoles había dudas si Rusia le organizará un funeral de estado. La agencia Interfax decía que no se le concederán estos honores, aunque el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha dicho que la decisión se tomará a lo largo del día.

Slutski, presidente de la Comisión de Exteriores de la Duma, elogió a Gorbachov, diciendo que «fue el político más brillante de su época». Pero señaló también que lamenta los procesos de desintegración que siguieron dentro de la URSS, que comenzaron con la perstroika y que terminarían formando 15 países diferentes. «Eso les hizo el juego a los que buscaban borrar a la URSS del mapa político del mundo», señaló.

«Profundo pesar» del Kremlin

Putin destaca la «gran influencia» de Gorbachov en la historia mundial

Gorbachov, que desde hace tiempo sufría una grave enfermedad renal, según confirmó hace unos meses el portavoz de la Fundación Gorbachov, Vladímir Poliakov, falleció este 30 de agosto en el Hospital Clínico Central de Moscú, a la edad de 91 años.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue de los primeros en reaccionar el martes al fallecimiento del último líder soviético a través de su portavoz, Dimitri Peskov, expresando su «profundo pesar».

Al día siguiente, Putin ha elogiado en un mensaje la figura política de Gorbachov. «Fue un político y estadista que tuvo una gran influencia en el curso de la historia mundial. Dirigió nuestro país en un periodo de cambios complejos y dramáticos, a gran escala en la política exterior, económica y social. Entendió profundamente que las reformas eran necesarias, trató de ofrecer sus soluciones a los problemas que se estaban gestando», ha dicho Putin.

Del Partido Comunista

El diputado Nikolái Koloméitsev califica a Gorbachov de «traidor» por «destruir el país»

Sin embargo, el Kremlin cree que Gorbachov se equivocó respecto a Occidente. El «romanticismo» que mostró Gorbachov sobre un acercamiento con Occidente no estaba justificado, aseguró este miércoles el portavoz.

Peskov dijo que las esperanzas de Gorbachov de tener relaciones cordiales entre la Unión Soviética y Occidente «no dieron resultado». Y añadió que «se ha demostrado la sed de sangre de nuestros oponentes», una posible referencia sin decirlo expresamente al actual conflicto en Ucrania.

Mucho más críticos se han mostrado algunos políticos rusos. El diputado comunista Nikolái Koloméitsev calificó a Gorbachov de «traidor», ya que según él «destruyó el país» con una «traición desde arriba», en declaraciones a Ría Nóvosti.

El político «más brillante» de la época

Gorbachov «hizo el juego a quienes querían borrar a la URSS del mapa político del mundo», dice el diputado Slutski

Discrepa con esta declaración Oleg Nílov, de Rusia Justa, quien aseguró que de Gorbachov sólo se puede hablar bien «o callar».

Alexéi Kudrin, exministro de Finanzas y hoy presidente del Tribunal de Cuentas, escribió en Telegram que Gorbachov fue «autor de un nuevo pensamiento y la ‘perestroika’, diseñados para dar al país y al mundo un nuevo aliento. Una personalidad histórica, de gran alcance».

Gorbachov «fue demasiado amable para el papel histórico que le tocó», dijo Serguéi Stankévich, analista político y asesor político de la presidencia rusa entre 1991 y 1993. «Por lo visto, esto jugó un papel positivo y negativo en su destino», añadió.

«Cambió el mundo»

Gorbachov «no se fue de Rusia, aunque fuera difícil para él debido a la incomprensión y al rechazo», ha elogiado Yavlinski

Alexéi Yaroshenko, director del Centro de Seguimiento de los Procesos Políticos, cree que la hegemonía mundial que Estados Unidos estableció tras el fin de la URSS «está directamente relacionada con los errores de Gorbachov en el liderazgo de la Unión Soviética». Según el experto, «evaluó incorrectamente el grado y la profundidad de la degradación del sistema, de la dirección administrativa y del partido único, y tomó medidas equivocadas (…) como intentar democratizar el sistema político de acuerdo con el modelo occidental y, por supuesto, esto condujo al fracaso».

Un gran político, pero con un destino paradójico, como ha dicho el politólogo Serguéi Márkov. «Gorbachov eliminó la amenaza del Apocalipsis nuclear de la humanidad, por lo que es adorado en todo el mundo hasta ahora. Pero al mismo tiempo, está maldito y odiado en su propio país, porque no mostró fuerza a tiempo y no detuvo la desintegración de un gran país», ha argumentado.

Grigori Yavlinski, fundador del partido liberal y opositor Yábloko, dijo que el último líder soviético dio libertad a cientos de millones de personas en Rusia y sus alrededores, a también a la mitad de Europa. «Durante seis años en el poder, cambió el mundo. Gorbachov no se fue de Rusia. Habría sido recibido con deleite en cualquier país, y se quedó en su tierra natal, donde le fue extremadamente difícil por la incomprensión y el rechazo masivos», aseguró

Fuente: La Vanguardia

-Publicidad-spot_img

Lo más leído