No menu items!

El PLD contrariando a José Alfredo: La unidad es el mejor de los caminos.

Comparte esto:

Por Pablo McKinney para La Puerta Digital, Listín Diario y ZOLFM.com

El pasado domingo el PLD se jugó su futuro, y el futuro le sonrió. 

            Al contrario de José Alfredo, quien cantando a sus amores contrariados elegía siempre “el peor de los caminos”, los morados escogieron el mejor de ellos: el de la unidad, condición indispensable para que tenga esa organización alguna posibilidad de recuperar el poder. 

            Pero hubo más, porque además de haber sellado la unidad que una foto, una llamada y un tuit confirmaron; además de la masiva participación -demostración del tamaño de la pretoriana guardia electoral con que cuenta esa organización-, resulta que Abel Martínez logró un triunfo contundente y por lo mismo inapelable, obteniendo más votos que la suma de sus adversarios, lo que ayudará a blindar la unidad alcanzada, algo fundamental en un país con tan escasa vocación democrática que hasta en Acroarte se cuestionan los resultados de las elecciones. 

Unificado y fortalecido,  ahora podrá el PLD prepararse para enfrentar a un presidente Abinader que tiene el don de la ubicuidad y ha sido el secreto mejor guardado de la fauna política dominicana, y a un Leonel Fernández que a pesar de doce años de presidente en tres períodos de gobierno, sigue empecinado en superar a Joaquín Balaguer y a Buenaventura Báez en el número de gobiernos presididos. 

El triunfo de Abel se basó en crear  -mucho antes del inicio de la consulta- un equipo político propio dentro del PLD, y  estar realizando una buena gestión como alcalde de Santiago, lo que será su mejor carta de presentación de ahora en adelante. 

Fue precisamente la ausencia de ese equipo político propio lo que más afectó a Margarita Cedeño, además de que debido a su alta popularidad fuera del PLD (por eso su alta valoración en los sondeos generales), la estrategia de comunicación política del PRM le apuntó directamente, lo que también hizo, -aunque por diferentes  razones que dan para otro bulevar-, el partido LFP y su oficioso equipo de destacados comunicadores, perfectamente situados en importantes medios de comunicación. 

En cinco meses, con los tres candidatos en las calles, llegarán las encuestas Gallup y Greenberg y sabremos entonces por dónde van realmente los tiros y le entra el agua al coco. 

Ante este nuevo escenario, el PRM queda conminado a ganar en primera vuelta, mientras los dos PLD -en verde o en morado deciden en la primera, quién apoyará a quién en la segunda. 

Entonces, señoras, señores, ocupen su localidad. El acto va a empezar. 

Comparte esto:

Por Pablo McKinney para La Puerta Digital, Listín Diario y ZOLFM.com

El pasado domingo el PLD se jugó su futuro, y el futuro le sonrió. 

            Al contrario de José Alfredo, quien cantando a sus amores contrariados elegía siempre “el peor de los caminos”, los morados escogieron el mejor de ellos: el de la unidad, condición indispensable para que tenga esa organización alguna posibilidad de recuperar el poder. 

            Pero hubo más, porque además de haber sellado la unidad que una foto, una llamada y un tuit confirmaron; además de la masiva participación -demostración del tamaño de la pretoriana guardia electoral con que cuenta esa organización-, resulta que Abel Martínez logró un triunfo contundente y por lo mismo inapelable, obteniendo más votos que la suma de sus adversarios, lo que ayudará a blindar la unidad alcanzada, algo fundamental en un país con tan escasa vocación democrática que hasta en Acroarte se cuestionan los resultados de las elecciones. 

Unificado y fortalecido,  ahora podrá el PLD prepararse para enfrentar a un presidente Abinader que tiene el don de la ubicuidad y ha sido el secreto mejor guardado de la fauna política dominicana, y a un Leonel Fernández que a pesar de doce años de presidente en tres períodos de gobierno, sigue empecinado en superar a Joaquín Balaguer y a Buenaventura Báez en el número de gobiernos presididos. 

El triunfo de Abel se basó en crear  -mucho antes del inicio de la consulta- un equipo político propio dentro del PLD, y  estar realizando una buena gestión como alcalde de Santiago, lo que será su mejor carta de presentación de ahora en adelante. 

Fue precisamente la ausencia de ese equipo político propio lo que más afectó a Margarita Cedeño, además de que debido a su alta popularidad fuera del PLD (por eso su alta valoración en los sondeos generales), la estrategia de comunicación política del PRM le apuntó directamente, lo que también hizo, -aunque por diferentes  razones que dan para otro bulevar-, el partido LFP y su oficioso equipo de destacados comunicadores, perfectamente situados en importantes medios de comunicación. 

En cinco meses, con los tres candidatos en las calles, llegarán las encuestas Gallup y Greenberg y sabremos entonces por dónde van realmente los tiros y le entra el agua al coco. 

Ante este nuevo escenario, el PRM queda conminado a ganar en primera vuelta, mientras los dos PLD -en verde o en morado deciden en la primera, quién apoyará a quién en la segunda. 

Entonces, señoras, señores, ocupen su localidad. El acto va a empezar. 

-Publicidad-spot_img

Lo más leído