https://www.fapjunk.com https://pornohit.net london escort london escorts buy instagram followers buy tiktok followers
No menu items!

Huele a peligro

Comparte esto:

Por Pablo McKinney. El bulevar de la vida

¿De qué se trata esto de gobernar en democracia? 

Pues de garantizar derechos fundamentales, de aplicar un régimen de consecuencias y de construir consensos, buscando el equilibrio entre los distintos sectores sociales y económicos. Pero no a partir del “Manifiesto Comunista” de Marx y Engels ni de “Capitalismo y libertad” de Milton Friedman, sino a partir de los mandatos de la Constitución de la República, teniendo como único norte el sagrado interés de la nación dominicana.

El más reciente rifirrafe de intereses lo encontramos entre las asociaciones de constructores y promotores de viviendas y los fabricantes locales de acero y otros productos esenciales para el sector de la construcción. 

Todo ha venido porque recientemente constructores y promotores solicitaron al gobierno una serie de medidas que pueden ayudarles a mantener la rentabilidad de sus negocios, basada parcialmente en la utilización de una mano de obra ilegal, sin registrar en la Seguridad Social.

Las medidas propuestas incluyen la revisión del cálculo actual de aranceles e ITBIS de la materia prima y productos terminados, así como facilidades de financiamiento a baja tasa de interés. Pero entre todas las propuestas, una destaca sobre todas las demás, y es la que solicita al Gobierno la eliminación temporal de las medidas antidumping aplicadas por la Comisión de Defensa Comercial (CDC) a las barras de acero y otros productos esenciales de la construcción, que hoy están vigentes porque el Estado dominicano demostró ante los organismos correspondientes lo nocivo del dumping para el interés nacional.

Con esta propuesta “la puerca retuerce el rabo” porque, peligrosamente, se está llamando al diablo que no es lo mismo que verlo venir y sentarse a tu lado, sabido como se sabe que ella significaría afectar aún más una producción agroindustrial local que ya ha sido afectada por el proyecto de ley provisional sobre la aplicación de la tasa de arancel cero a una lista de 67 productos de la canasta básica familiar.

Ahora, el balón está en la cancha del señor Gobierno. Se trata de actuar con el interés nacional como norte, sur, este y oeste. 

Si con el proyecto Tasa Cero ya se va a afectar la producción agroindustrial local, eliminar las medidas antidumping sería un “mucho con demasiado”, pues significaría seguir apretando la tuerca al productor nacional en vísperas de una crisis económica y política mundial que apenas comienza… Como en el tema de la Hernández: “Huele a peligro”.

Comparte esto:

Por Pablo McKinney. El bulevar de la vida

¿De qué se trata esto de gobernar en democracia? 

Pues de garantizar derechos fundamentales, de aplicar un régimen de consecuencias y de construir consensos, buscando el equilibrio entre los distintos sectores sociales y económicos. Pero no a partir del “Manifiesto Comunista” de Marx y Engels ni de “Capitalismo y libertad” de Milton Friedman, sino a partir de los mandatos de la Constitución de la República, teniendo como único norte el sagrado interés de la nación dominicana.

El más reciente rifirrafe de intereses lo encontramos entre las asociaciones de constructores y promotores de viviendas y los fabricantes locales de acero y otros productos esenciales para el sector de la construcción. 

Todo ha venido porque recientemente constructores y promotores solicitaron al gobierno una serie de medidas que pueden ayudarles a mantener la rentabilidad de sus negocios, basada parcialmente en la utilización de una mano de obra ilegal, sin registrar en la Seguridad Social.

Las medidas propuestas incluyen la revisión del cálculo actual de aranceles e ITBIS de la materia prima y productos terminados, así como facilidades de financiamiento a baja tasa de interés. Pero entre todas las propuestas, una destaca sobre todas las demás, y es la que solicita al Gobierno la eliminación temporal de las medidas antidumping aplicadas por la Comisión de Defensa Comercial (CDC) a las barras de acero y otros productos esenciales de la construcción, que hoy están vigentes porque el Estado dominicano demostró ante los organismos correspondientes lo nocivo del dumping para el interés nacional.

Con esta propuesta “la puerca retuerce el rabo” porque, peligrosamente, se está llamando al diablo que no es lo mismo que verlo venir y sentarse a tu lado, sabido como se sabe que ella significaría afectar aún más una producción agroindustrial local que ya ha sido afectada por el proyecto de ley provisional sobre la aplicación de la tasa de arancel cero a una lista de 67 productos de la canasta básica familiar.

Ahora, el balón está en la cancha del señor Gobierno. Se trata de actuar con el interés nacional como norte, sur, este y oeste. 

Si con el proyecto Tasa Cero ya se va a afectar la producción agroindustrial local, eliminar las medidas antidumping sería un “mucho con demasiado”, pues significaría seguir apretando la tuerca al productor nacional en vísperas de una crisis económica y política mundial que apenas comienza… Como en el tema de la Hernández: “Huele a peligro”.

-Publicidad-spot_img

Lo más leído